Aborígenes del Chaco Salteño, en una muestra de fotos

Por FUNDAPAZ – En el marco de la celebración del Día del Indio Americano la Dirección de Cultura de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) presenta la muestra fotográfica “Aborígenes del Chaco Salteño”, basada en un trabajo de documentación de la Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (FUNDAPAZ) con fotos de Raquel Bordelois.

Miradas, encuentros, y cotidianeidades de las comunidades wichí, son algunas las imágenes que pueblan esta muestra y nos acercan a la vida y a la realidad actual de estos habitantes de la región del Chaco Salteño.

Esta zona, conocida históricamente como el Gran Chaco, comprende una extensa zona de América del Sur, integrada por las provincias de Formosa, Chaco, noreste de Salta y Jujuy, norte de Tucumán, Santiago del Estero y Santa Fe; desde el Pilcomayo hasta el Salado limitando con la cordillera oriental boliviana y por el este con la línea de los ríos Paraguay y Paraná. Se trata de una región con una enorme riqueza natural y socio-cultural. Sin embargo, sus pobladores padecen de la falta de una gestión sustentable de los recursos naturales y de un plan de desarrollo que considere la diversidad cultural y económica.

En el Chaco Salteño viven los wichí, matacos, chorotes y chulupí, pueblos con características culturales semejantes, y a la vez con rasgos diferenciales. La organización social de la comunidad gira alrededor de la familia integrada con fuertes lazos comunitarios. Plenamente integrados a la naturaleza, la tierra es considerada tierra de todos por ser considerada su casa e interpretada como un espacio libre.

Uno de los problemas que enfrenta el medio natural del Chaco Salteño es su paulatina deforestación debido, fundamentalmente, a la extracción de los diversos tipos de madera que encuentran en la zona. Por la tala indiscriminada, especies tales como el quebracho blanco y colorado, la tipa, algarrobo, palo santo y palo amarillo, se encuentran en peligro de desaparecer, lo cual produce una alteración en el medio y perjudica a las comunidades aborígenes que dependen de él para su subsistencia.

Al referirse al trabajo que realizó para FUNDAPAZ, Raquel Bordelois comentó: “Como fotógrafa ha sido un regalo de la vida poder convivir durante un mes con esta realidad nuestra, tan lejana y tan cercana a la vez. Y lo que me ha quedado después de estar allí, es un racimo de nombres, de miradas, de encuentros, de experiencias…de y con estos hombres y mujeres enraizados existencialmente a la tierra que es su casa. Personas de pocas palabras frente a las cuales sentí un profundo respeto. Personas acostumbradas a vivir comunitariamente; a compartir su vida cotidiana; a vivir en hermandad con la naturaleza. Agradezco a todos ellos, agradezco que sigan vivos en esta exposición a través de sus miradas silenciosas”.

La muestra, que se exhibe en la sala de exposición Rosa de los vientos de la UNQ, estará abierta con entrada libre y gratuita, del 14 al 27 de este mes, y se inaugurará el lunes 18 a las 19 hs, en R.S Peña 352, Bernal.

Fuente: comunicacion@fundapaz.org.ar

Related posts:

  1. Formosa: aborígenes tomaron un jardín en Juárez
  2. Recuperan los qom territorio en Castelli
  3. Para terminar con el chineo
  4. El drama de la desnutrición en Salta sumó otra víctima: murió un bebé aborigen

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*